domingo, 21 de diciembre de 2014

TENGO TIEMPO

Tengo el tiempo justo para decirte
algunas cosas,
-de esas que nos gustan-.
Tengo un rato para escapar a tu lado
y, así, como si nada,
enredarme entre tu pelo.
Tengo algo de tiempo,  todavía,
para atrapar un "no te vayas"
mientras busco algunos besos,
aquellos que sobraron una noche
cuando esta se llenó
de madrugada.
Y tal vez me quede tiempo
para algún verso furtivo
que se quedó entre mis labios,
o en el fondo de alguna papelera.
Tengo tiempo,
tengo tiempo aún para mirarte,
-igual desde otro ángulo-
y enamorarme... otro poco.
Puede que tenga un rato
para hablarte de futuro
y ver que hacemos...
¿el resto de la vida?
Tengo tiempo
para seguir pintando
las amapolas de naranja
y atrapar los lirios
que se empeñan en morir con el ocaso.
Y regalarte... ¡alguna bobada!
o destrozar la métrica
con mi feria de palabras.
Tengo tiempo,
¡el tiempo que nos negaron
de poder vivir a cuerpo!
lo tengo guardado,
es tiempo de invierno,
nos lo debe la vida,
lo tengo,
es tuyo y mío.

sábado, 18 de octubre de 2014

TERESA ROMERO: CRÓNICA DE UNA MUERTE MALDITAMENTE ANUNCIADA

Cuando Teresa Romero, la auxiliar infectada de Ébola se recupere (que se va a recuperar) no le van a quedar días para poner querellas por intento de asesinato (virtual)
A esos periódicos que la mataron, varias veces, porque lo que importa es hacer titulares,
A quienes decidieron matar a su perro, porque no se pararon a a pensar ni dos minutos en el resto de posibilidades, pero sí tuvieron la certeza (una vez más) de la muerte de su dueña, pues a poco que hubieran confiado habrían pensado en el brutal hachazo que le darían una vez  recuperada de una enfermedad mortal y deseosa de reencontrarse con quien moriría a su lado sin condiciones .
A la prensa que invadió sus espacios íntimos publicando fotos para las que difícilmente, Teresa, pudo dar consentimiento, fotos que solo pretendían hacerse tan virales como el propio Ebola; con el convencimiento, igualmente, de que moriría.
Al Consejero de sanidad de la Comunidad de Madrid que, borracho de ignorancia, de miedo y de desazón apuntó con la mayor de las torpezas a la cabeza y al corazón de una mujer cuyo único delito fue dignificar una sanidad que él y los suyos han arrastrado por el fango.
A la Ministra Ana Mato porque siendo, como es, ministra de igualdad no ha tenido ni la decencia ni la sororidad necesaria para apostar, desde el principio, por una mujer trabajadora cuya vida se puso, voluntariamente, al servicio de su profesión y volcó en ella todo el pánico que le soplaba el aliento de la muerte.
Y por último a mí misma y a todas aquellas personas que hemos arañado cada segundo de intimidad, que hemos sentido el miedo egoísta y hemos temido morir con ella.
¡Animo Teresa!, aunque solo sea para joder a este maldito destino mereces vivir, y ya, desde aquí te pido perdón, por si acaso.


domingo, 27 de abril de 2014

25 DE ABRIL: SAUDADE E LIBERDADE

"Saudade" de Almeida Junior
Era un 6 de abril del 74, ABBA ganaba Eurovisión con Waterloo y Peret (nuestro Peret), centrifugaba la guitarra dándole a la rumba catalana y retándonos a cantar y ser felices.
Paulo de Carvalho, exbatería y fundador de los llamados "Beatles portugueses" quedaba último con la canción "E depois do adeus"
Yo tenía 14 años, mi hermana 6 y juntas seguro que vimos aquel festival tiradas por el sofá haciendo miles de risas y ajenas a que aquella canción sería, días más tarde, el santo y seña del comienzo de una revolución. ¡Una guerra en Portugal! que decía mi madre, alarmada, presuponiendo que los cañonazos se oirían desde la frontera. Porque el miedo a la guerra  es algo pegado a la piel de quien la ha padecido y aquella se llamaba civil, como la nuestra.

Cinco minutos antes de las 11 de la noche del 24 de abril en la radio de Lisboa suena una canción "libre de toda sospecha" y las tropas antisalazaristas se preparan en sus puestos.

Portugal siempre fue el país vecino, ese que nos permitía no ser los más pobres de Europa, de los Pirineos para abajo, tener la mejor televisión de la península ibérica y  poder comprar toallas y gallos de colores diciendo que habíamos viajado al extranjero.
Portugal era ese pariente pobre pero de la familia al fin y al cabo, con su dictador, como Dios manda, que le hacía pueblo amigo, un dictador que se vino abajo él solo (no se sabe muy bien si cayendo de una silla o en la bañera) y que tuvo ¡hasta sucesor!.
Por eso cuando el día 25 de Abril, a las 0:25 horas, la Rádio Renascença transmite Grândola Vila Morena, algo de envidia debió de invadirnos porque los primos pobres nos dieron una lección de como se manda a un dictador a donde corresponde sin monsergas de transiciones a pie de túmulo.
Y cuando  Celeste Martins Caeiro ofreció claveles por tabaco y aquellos tanques se vistieron de primavera, el país vecino nos dio una enorme bofetada de libertad.

Hoy la pobreza y la riqueza hablan en alemán y nadie es dueño de su destino, ya no tenemos parientes pobres porque disfrutamos de la misma pobreza.
Estoy segura de que Portugal tiene muchos claveles marchitos pero siempre tendrán el recuerdo de aquel 25 de abril y la "Grândola Vila Morena" de nuestro país vecino no se parece en nada a "La Virgen del Pilar dice".

40 años después mi hermana se siente orgullosa del país que la acoge y yo siento saudade de aquellos años y de todo lo que no pudimos, supimos hacer.


sábado, 8 de marzo de 2014

ROSAS MARCHITAS

Agazapado al final de la barra del bar, escondido tras la espuma de la cerveza escuchaba, rojo de ira, a aquella panda de cromañones babeantes proferir todo tipo de bravuconadas insolentes, las risotadas inundaban el local con la misma fuerza que sus entrañas.
Sus mujeres tenían buenos machos en casa y por eso sabían a qué atenerse, alguno habló de algún yerno lo suficientemente calzonazos y de lo que, sin duda, necesitaban algunas acompañando la frase de un ostentoso toque de bragueta.
Pagó la cerveza cuando el vómito se acercaba a su garganta,  pasó ante ellos silencioso, sin mirarlos. Antes de subir a casa compró una rosa, era 8 de marzo.

Al entrar besó a su mujer y le ofreció la flor que al poner en agua se marchitó de inmediato.

domingo, 9 de febrero de 2014

UNIDAS: UN VIAJE POR NUESTRA DIGNIDAD

No es fácil el relato emocional. No es nada fácil, pues la soflama y el enardecimiento se apropian del discurso y velan el fondo pudiendo parecer que lo que se cuenta solo es delirio.
Solo por eso llevo una semana frenando un tren desbocado que no me quito del pensamiento, el recuerdo de cada consigna, de cada abrazo, de cada rostro, todavía me hace vibrar.

Para mi todo empezó buscando, por encargo, un hotel en Valladolid, un hotel que acogiera a unas 150 mujeres, el número que Begoña Piñero pronunciaba con miedo y reserva pues le parecía que alguien se había pasado en la previsión de lo que ya se empezaba a nombrar como "Tren de la libertad"
Unos días después me plantaba en "La Floris" ese cuartel general donde el teléfono bulle y su inquieta dueña tan pronto despacha con el tanatorio como te enseña la factura de lo que costaba abortar en Londres en los años 70, un lugar donde casi siempre hay amigas, donde late el corazón de este tren y donde Pili "peque", silenciosa y eficaz, tras renunciar a sus vacaciones, aporrea incansable un ordenador mucho más lento de lo que la ocasión precisa. 
Y es que conocer a Begoña es algo sencillo, como ella, pero nada simple, como tampoco lo es ella. Conocer a Begoña es conocer el entusiasmo por una causa, Begoña es el feminismo hecho mujer y no creo exagerar al escribir estas palabras porque es algo inherente a su persona, algo que se traduce en valentía, compromiso, firmeza y sororidad, sobre todo sororidad, que ni la misma Marcela Lagarde podría encontrar mejor ejemplo para definir el término.
Es esa mezcla asturiana de mina y de mar, como La Camocha donde la parieron, de tierra profunda y fuerte nordeste.

Así que me bastaron 10 minutos  para saber que tenía que subir a ese tren. -¡Hay que ir, hay que parar esto!, repetía.
Begoña te contagia entusiasmo y cuando te mira te parte el alma porque sabes que en ese "cuento contigo" está implícito el que para siempre puedes contar con ella.
Me relató entre risas y sorpresa cómo se había gestado la idea, cómo de aquella comida de amigas en Laviana había surgido todo y al contarlo se lleva la mano a la cara en ese gesto tan suyo para expresar la preocupación
-¡150 plazas fía! ¿No nos habremos pasado?.
Luego llegaron los petos y el chacachá del tren y entre medias aparece Ana Rey Artime una de las mujeres más generosas que he conocido en los últimos años, generosa de saberes y tan celosa del respeto a las personas que te hace poner colorada cuando se te va la boca, llegó para canalizar toda la energía del tren y, como si un sueldo le fuera en ello, creó y mantuvo actualizado al minuto el blog donde se iba vertiendo todo.

Con estas "pitas" tenía que salir buen caldo así que cuando el día 31 de enero (Yo había llegado antes a Valladolid) me acerqué a la estación a recibir el tren, no podía creer lo que veían mis ojos:  mi ciudad, esa a la que unos cuantos malnacidos hicieron merecer el deshonroso topónimo de "Fachadolid", salía a la calle vestida de malva y por la izquierda para recibir a 150 personas, mujeres en su mayoría, que llegaban de Asturias. El corazón partío se unió tan fuerte que nunca me sentí tan orgullosa del nacer y del pacer.

Una vez más tú, Begoña Piñero Hevia, una vez más tu entusiasmo y tu cariño y en aquel abrazo fuerte que nos dimos en esa estación me lo dijiste al oído y no me soltabas, como si en tu abrazo quisieras transmitirme toda tu fuerza. (y vaya si lo hiciste) -¡Les vamos a echar Begoña, les vamos a echar, que no me dejan volver si no lo hacemos!
Atocha y Chamartín ya eran plazas ganadas como las calles de Madrid, y una enorme marea violeta se desplegó desde la Cuesta de Moyano hasta el Congreso donde hiciste, junto a otras 13 mujeres, uno de los paseos más emocionantes de tu vida y donde una vez más arrollaste al declarar que solo estabas allí en nuestro nombre.


Así que ¡vamos a por ellos!, a por este chulo hambriento de sotana que se quiere hacer dueño de nuestros cuerpos y de nuestras decisiones, ese que sacó pecho en la boca de ese túnel que nos ha excavado con sus propias manos hablando no se qué de abdicaciones, y que anda todo el día entre cigotos y nasciturus. Vamos a por ellos porque ¡SÍ SE PUEDE!
Y ahora más que nunca ¡que la libertad viaja en AVE!.
Gracias Begoña y gracias a todas las que me habéis hecho sentir todo esto.




Related Posts with Thumbnails